Protocolo de accidentes escolares

Objetivo:

Informar, orientar y prevenir a través del auto cuidado, acciones que permitan tener una adecuada reacción frente a situaciones de accidentes ocurrido dentro de nuestra comunidad escolar.

Personal involucrado

Art.1º Los responsables de usar y poner en práctica el protocolo de accidentes son las siguientes personas:

1.- Inspector General.

2.- Docentes.

3.- Asistentes de la educación.

Art.- 2º Este protocolo estará a disposición de toda la comunidad educativa.

Art.- 3º Es responsabilidad de los padres y apoderados, informase sobre este protocolo de accidente escolar.

Disposiciones específicas

Protocolo de acción en caso de accidentes escolares

En  caso de enfermedad repentina o accidente de un alumno(a) durante la actividad escolar se procederá de la siguiente manera:

En caso de Accidentes menos leves:

Para el caso de accidentes leves, los padres deben comunicar al tutor en su 1º entrevista dónde desean que el alumno sea atendido.

En los casos que el accidente requiera de atención medica se llamara a los padres para tomar la decisión en donde será atendido el alumno.

Si los padres no fuesen ubicados se procederá a llevar al menor al servicio deurgencia del hospital o de la clínica a la cual los padres estén afiliados.

Una vez en el hospital, el alumno se entregara al cuidado del apoderado, quien prosigue con los trámites solicitados en el hospital.

Todos los alumnos están cubiertos por un seguro de salud estatal por lo que la atención de urgencia en el Hospital será gratuita.

En caso de accidentes leves:

El alumno será llevado a enfermería, posterior se realizara la observación pertinente para luego diagnosticar y realizar el plan de acción.

El o los encargados de la seguridad escolar se comunicarán al apoderado titular o tutor para que este asista a verificar al establecimiento la situación del alumno.

Cualquier integrante de la comunidad escolar que esté presente en el momento del accidente, deberá completar el formulario de “accidente escolar” de modo que la atención médica o dental, quede cubierta por el seguro escolar.

En caso de accidentes graves:

En todos los casos que el accidente sea grave, se llamara a la ambulancia del SAMU, se comunicara a los padres y una vez que el servicio de salud haga la evaluación del caso, los padres podrán tomar la decisión de cambiar al alumno de centro médico que estimen convenientes.

Una vez en el hospital el alumno se entrega al cuidado del apoderado, quien prosigue con los trámites solicitados en el hospital. Cuando se termina el proceso de atención del alumno, el apoderado debe informar al Colegio Manuel Bulnes del diagnóstico del estudiante.